Opinión

TIEMPOS MOVIDOS

En este apartado encontrará todos los artículos de opinión escritos por nuestro socio-director, Antoni Fernández Teixidó.


Muchos de nuestros amigos y amigas conocimos Joaquín Trigo. Un economista de gran talento que nos ayudó profesionalmente fuerza en la etapa de lanzamiento de Ceteb. Siempre restaba abierto cuando se lo requería a dar un consejo y este era valioso.

Nos dejó hace unos días y reproduzco en nuestro web, el artículo que envié a la newsletter del Instituto Von Mises, una institución de carácter económico, vinculada al pensamiento liberal, que fundamos con otros colegas, buenos amigos nuestros, ya hace unos cuántos años.

 

JOAQUÍN TRIGO: EL MAESTRO

 

El fallecimiento de Joaquín Trigo nos apena profundamente. Su ausencia definitiva nos causa una gran tristeza. Hacía unos años que no podíamos compartir con él, análisis, conjeturas, proyectos y confidencias, pero aún estaba aquí. Nuestra querida Carmen Vázquez y sus hijos lo cuidaban con una dedicación extraordinaria que todos los amigos de Joaquín agradecíamos.

Todos los que le conocimos, hemos tenido el mayor respeto y el más sincero cariño por su persona. Un amigo y un maestro insustituible.

Coincidimos en la Universidad. Curiosamente, fue Trigo quien me ganó, a principio de los años 70, para la causa del antifranquismo y juntos militamos sin reservas en la izquierda anti-estalinista. No obstante, unos pocos años después, fue quien también me enseñó el camino hacia la libertad cabalmente ejercida. Me acompañó con abnegación, inteligencia y resolución en ambos trayectos.

Aprendí de sus enseñanzas a ser un liberal. Sus maestros fueros los míos. Con la misma pasión pero con mucha más experiencia, defendimos batallando los principios del liberalismo político. Fundamos con Juan Torras y un grupo inolvidable de compañeros, una asociación que denominamos "Por una Sociedad Abierta" en clara referencia al libro seminal de Karl Popper, "La sociedad abierta y sus enemigos". Su manifiesto fundacional era toda una declaración de principios liberales. El papel de Joaquín en la Asociación fue el de un hombre lúcido, muy versado en el pensamiento político y económico de maestros que sentíamos próximos, como propios.

Leíamos, discutíamos y aprendíamos de Smith, Mises, Hayek, Popper, Rothbard, los autores de la Escuela Austriaca de Economía y la visión y los conocimientos de Trigo, nunca sectario con los insignes defensores de otras corrientes de pensamiento liberal, nos iluminaban.

Joaquín era un magnífico economista, un conocedor de la empresa privada sin par, un profesional creativo del trabajo institucional en todos los ámbitos. Su fructífero desempeño en Foment del Treball, en el Instituto de Estudios Económicos de la CEOE, en la vicepresidencia de la Societat d'Estudis Economics, en la junta fundadora del Instituto Von Mises, fue siempre excepcional. Si tuviera que destacar los elementos más sobresalientes de su rica personalidad, citaría su inteligencia brillante, su inagotable capacidad de trabajo y su determinación inflexible para cumplir con su deber. Fungía pensamiento y acción, se ocupaba de los asuntos de cada día con extraordinaria resolución y eficacia. Con Joaquín Trigo se podía contar siempre, para mil iniciativas diversas, encontrando tiempo para ayudar. Trabajador, valiente, reflexivo y discreto.

Suele exagerarse en este tipo de escritos. Os aseguro que no es el caso. Trigo era lo que todos escribiremos estos días, pero era, mucho más, un gran amigo y el mejor maestro. Ejemplo para todos en tantas ocasiones y en tantas cosas. Por eso hoy le recordamos, le agradecemos su maestría y manifestamos conmovidos cuanto le quisimos y cuánto le echamos en falta.

 

1/3/2024


SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL, UN RECURSO IDEOLÓGICO

 

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz ha anunciado recientemente un incremento del 5% del salario mínimo interprofesional (SMI). Esto quiere decir 1.134 € mensuales por 14 pagas acumulando un incremento extraordinario del 54% desde el 2018.

Como ha sucedido en otras ocasiones, esta medida ha sido solo acordada con una parte de los agentes sociales, los sindicatos. Al comprobar que la negociación con la patronal dificultaba la inmediatez de su anuncio, la ministra tiró millas. Después ha explicado que el aumento es imprescindible para crear ocupación y un paso más para reducir la "creciente desigualdad". No entra en su razonamiento que esta medida se aprobará cuando la productividad de nuestras empresas ha caído un 3,8%, situando España, en este capítulo, como furgón de cola de la OCDE.

Como muchas de las políticas laborales y sociales inspiradas – es un decir – por la líder de Sumar, esta también tiene un carácter marcadamente ideológico. La ministra nos tiene acostumbrados a propuestas decididamente desacomplejadas sobre el rumbo que las empresas españolas tienen que seguir en sus decisiones estratégicas, en la fijación de los sueldos de los directivos, en quienes tiene que formar parte o no del consejo de administración y qué es el nivel de impuestos que exige una sociedad justa. De hecho, criterios un tanto extravagantes informan su posición política que es expresión de un desconocimiento sorprendente del mundo empresarial. 

Por supuesto, si una vez aprobado el Real Decreto que fijará el incremento del SMI, este no encuentra en los empresarios la complicidad más allá de la obligatoriedad legal, esta medida generará más paro e irá en contra de la ocupación de los más jóvenes y especialmente de los menos cualificados. La evidencia empírica es muy elevada.

También es un error ampliamente demostrado la pretensa aplicación homogénea del SMI a territorios diversos, porque las consecuencias sobrevenidas lastran el propósito originario del Gobierno si se habla de Cataluña o de Andalucía entre otros casos.

Por todo esto, califico de recurso ideológico el nuevo incremento del SMI pensado más bien, lo digo claro, por la propaganda de cariz electoral. Confirma esta impresión oír al Presidente del Gobierno estos últimos días en la campaña gallega defendiendo la medida con entusiasmo. Parecería recomendable no jugar con las variables delicadas de nuestra economía. La ocupación sostenida y el crecimiento de la productividad son de las más importantes.

 

                                                                                                                                                                      6/2/2024


MÁS CONTROL DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO


En estos últimos meses, hemos comprobado en el Departamento Fiscal de Ceteb un incremento importante de revisiones de tarjetas de crédito realizadas por la Agencia Tributaria. Todo hace pensar que las autoridades fiscales del país han emprendido una campaña sistemática para hacer un seguimiento muy estricto de las tarjetas de crédito vinculadas a las empresas.

Es sabido que, a menudo, empresarios, administradores, directivos y profesionales, utilizan este instrumento de crédito para desplegar su trabajo cotidiano. El uso de esta herramienta para llevar a cabo actividades diversas por parte del contribuyente es, a estas alturas, muy generalizado. Las comprobaciones practicadas por la Agencia Tributaria son minuciosas y comportan la exigencia de aportación documental de las operaciones más relevantes. Si la justificación por parte del inspeccionado no es bastante satisfactoria, el acta, con su principal, intereses y sanciones está asegurada.

Todo esto viene a cuento, por la anunciada voluntad del Ministerio de Hacienda de reformar inminentemente el Reglamento de actuaciones y procedimientos de inspección tributaria, para controlar, más todavía, tanto los pagos en tarjeta como la retirada de dinero en efectivo en cajeros.

La base teórica de esta iniciativa hay que encontrarla en el Informe de evaluación de la ley contra el fraude fiscal, que el gobierno socialista ha remitido recientemente a las autoridades europeas. Se constata la insuficiencia de las políticas de control llevadas a cabo para luchar contra el fraude. Se desprenden nuevas recomendaciones, nuevas medidas para recortar el fraude fiscal que indiscutiblemente todavía es significativo en nuestro país.

También hay que tener en cuenta que las entidades bancarias, tienen a estas alturas la obligación de remitir a Hacienda anualmente las operaciones de empresarios y profesionales, siempre que el importe anual de los cobros supere los 3.000 €. Piensan los responsables que es un umbral muy bajo y temo que todavía reducirán el montante de la obligación y no tardaremos demasiado a comprobarlo.

Conviene hacer un uso escrupuloso de las tarjetas de crédito y débito, para ahorrar mañana disgustos en un ámbito donde la presión de la Administración crece y crecerá año tras año. Pueden estar muy seguros.


1/2/2024


INCERTIDUMBRE


Si leemos las proyecciones macroeconómicas de la economía española (2023-2026) configuradas por el servicio de estudios del Banco de España, tenemos la percepción de una evolución económica moderadamente positiva.

Efectivamente, las previsiones de crecimiento de PIB, inflación, tasa de paro, precios de la energía e incluso tipo de interés, presentan un panorama que invita a una combinación de moderado optimismo y atenta cautela. Es este el clima que respira buena parte del empresariado español, si no se tiene en cuenta un peligroso elemento que enturbia desde hace mucho de tiempo buena parte de las expectativas antes referidas. Hablo de la reiterada actuación del Gobierno en asuntos económicos y políticos que con una vocación claramente intervencionista dificulta el quehacer diario de empresarios, trabajadores y profesionales.

Desgraciadamente, la irreprimible vocación estatista del Gobierno, comporta trabas menudeadas por la economía, debidos al abuso siniestro de políticas fiscales y financieras contrarias al desarrollo sano de su crecimiento. Más todavía, la obsesión por la omnipresente regulación desde el salario mínimo interprofesional hasta las restricciones al mercado de vivienda posibilitan que la incertidumbre domine el día a día de la actividad productiva del país.

El precio que el Ejecutivo tiene que pagar a sus aliados por su imprescindible apoyo, incrementado arbitrariamente, negociación detrás negociación, desconcierta y angustia a los empresarios y accionistas de las compañías.

Los informes del Banco de España reflejan, como es natural, los peligros inherentes al escenario político internacional: Ucrania, Oriente Medio, resultados imprevisibles en la multitud de consultas electorales del 2024, etc. Por supuesto, estos dificultan la percepción positiva del futuro. Aun así, no hay que ir tan lejos, el Ejecutivo y la actual mayoría parlamentaria que le apoya, es una amenaza suficiente determinante para aumentar en la ciudadanía la sospecha y la desconfianza.

 

17/1/2024